23 de abril de 2006

Parte II: las razones de esas presencias y ausencias



1. Los criterios sobre lo que es noticia están basados en categorías viejas, algunas casi obsoletas, pero muy vigentes: novedad, espectacularidad, curiosidad, rareza, conflictividad…

Pero, ¿es posible plantear nuevos criterios de información para mostrar otros hechos de la vida social?

Propuesta: Pensar las informaciones como ciudadanos, no como funcionarios ni periodistas.

2. La excesiva dependencia de las fuentes oficiales por razones económicas, ideológicas o de subordinación.

Pero, ¿es posible pensar un periodismo que mantenga su independencia de los poderes públicos o privados?

Propuesta: Romper poco a poco el modelo informativo, sin chocar de frente con nadie.

3. Hay estructuras empresariales que no están priorizando la información sino los costos de producción.

Pero, ¿es posible diseñar un modelo de periodismo mejor con los recursos y el personal actual?

Propuesta: Desarrollar alianzas informativas con instituciones de diverso tipo que puedan ofrecer información especializada sobre distintos aspectos de interés general, para ser presentados en forma periodística.

4. El ritmo de trabajo se volvió de tipo industrial (producir, producir, producir) y el periodista empezó a perder su carácter de humanista, su sentido intelectual hacia la creación.

Pero, ¿estamos condenados a ser unos obreros de la información?

Propuesta: Es imposible ‘crear’ todos los días, pero sí al menos una vez a la semana o una vez a la quincena.

5. Directores, editores y jefes de redacción tienen sus propios criterios sobre la información, caprichos sobre ella y determinan la forma y el tipo de trabajo.

Pero, ¿acaso el jefe está siempre sobre uno indicando qué y cómo debe informar?

Propuesta: Como periodistas, utilizar nuestro ‘espacio de autonomía relativa’ y emplearlo bien.


6. Las libretas de fuentes son demasiado reducidas, allí tienen cabida casi exclusiva las fuentes que proporcionan noticias y no asesores que pueden explicar mejor las noticias.

Pero, ¿acaso no existen otras opiniones distintas a las de quienes en forma tradicional consultamos?

Propuesta: Complementar la libreta de fuentes en las universidades y en las ONG, por ejemplo.

7. No queda tiempo para capacitarse o actualizarse y a las empresas no les interesa.

Pero, ¿a nadie le interesa que haya periodistas bien formados?

Propuesta: Actuar como gremio en la búsqueda de esquemas de educación no formal.

Para cerrar del todo...
“Las ciudades están hechas de ladrillo, de hierro, de cemento. Y de palabras. Ya que es el modo en que han sido nombradas, como los materiales con las que se las construyó, lo que dibuja su forma y su significado”
Rosalba Campra

No hay comentarios.: